Sólo el Evangelio

“Como decíamos ayer,…” Es una cita que se atribuye a Fray Luis de León. En el caso de nuestro día a día, tenemos que hablar de lo mismo porque nuestros políticos siguen poniendo a prueba la capacidad de tragar mierda que tienen los votantes. Me explico: No hay voluntad en nuestros diputados y senadores de justificar hasta el último céntimo que gastan del dinero público. Esa actitud es inversamente proporcional a la que exigen al españolito de a pie con respecto a sus deberes con Hacienda. Comprendo que el poder estupidiza hasta el infinito y hace creer que, en el noble servicio a los ciudadanos, todo vale. Pero, cuando adviertes que no hay servicio sino servilismo a intereses propios y ajenos y un doble rasero a la hora de medir lo justo y lo “presuntamente injusto”, concluyes que no hay vergüenza. No hablaré de casta. Pero creo que, como vengo escuchando últimamente, cuando se toca moqueta, se acabó. No hay diferentes ideologías en política: Sólo se evidencia la búsqueda del pelotazo, ganar el mayor dinero posible, siendo muy ladrones: Poniendo el grito en el cielo al ser descubierto y negarlo todo cuando te ven con la mano metida en el saco. Sólo la honradez, la que ninguno de nuestros representantes es capaz de transmitir, ninguno, pondría freno a este baile de putas que tenemos en nuestras cámaras representativas, órganos de gobierno de toda condición y demás familia. Lo que hoy digerimos, huele a muerto. Por eso quiero vivir conforme a un mensaje preñado de esperanza. Sólo el Evangelio saneará el fétido mar en el que navegamos. Sólo el Evangelio.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.