¿SIRVE DE ALGO?

Según voy leyéndome, me doy cuenta que me repito como el ajo. Hay temas que salen periódicamente y, con leves matices, van construyendo su pared. Y, para mis adentros, pienso que porqué. ¿Por qué hay que hacerse preguntas? ¿Para qué sirve intentar desentrañar el significado de lo que ocurre? Porque, de hecho, hacerse cuestionamientos no cambia las cosas. Si juzgamos sabiamente, sentenciamos que no sirve de nada. En los últimos cinco mil años de civilización hemos adquirido conocimientos, tecnología y arte que hablan de una evolución, más que antropomórfica, inteligente. La que me permite dominar y doblegar todo lo que hay a mí alrededor: El ser humano está arriba de la pirámide, el macho alfa de todos los vivientes del planeta tierra.

Tomaré como punto de inicio el momento en el que al primer bicho le dio por pensar que, después de la muerte, podría haber algo. La trascendencia es el inicio de la civilización, del pensamiento más allá de lo evidente. Si ese es el principio, el lugar en el que hoy habitamos es el final. Cuando miro todo lo que quiere influir en la conciencia y la inteligencia, veo que va dirigido a controlar y a trepanar todo atisbo de trascendencia. No religión, no preguntas: Más circo, más pan: Fútbol veintisiete horas al día, deportes (fútbol de otras ligas), programas del corazón, reálitis…. Pero no sólo eso. Meterte hasta el cuerpo calloso la pregunta ¿cuánto vale tu sueño? Como si los sueños se pudieran comprar. Como si los sueños que se pueden comprar pudieran apagar la sed atávica que no se puede apagar.

Sí. Es cierto. No hacerse preguntas pospone el momento en el que cada uno se enfrenta a sí mismo. O no.
Yo prefiero intentar vivir la vida preguntando. Dándome cuenta de que vivo, cómo lo vivo y si es lo que quiero vivir.

A partir de la pregunta, nace la respuesta. Otra respuesta.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.