SÓLO QUIERO DORMIR

Es como una muerte a plazos, pero sin morirte. Es estar vivo, pero sin darte cuenta. Cuando duermes, respiras y haces todas esas cosas características de los que deambulan vivos. Pero eres presa de la inmovilidad, del onirismo… Pero también de la seguridad que te da estar descansando, a salvo, en tu cama, lugar que conoces y te protege.

Porque estar despierto te obliga a mantenerte activo, a tomar decisiones; enfrentarte a una realidad que, te guste o no, es la que tienes que lidiar. Y hay ratos, ratitos, que no quieres luchar. Sólo quieres dormir y que otros vivan la vida, le den solución. Que luchen la existencia mientras que yo desaparezco. Ya volveré. O no.

Quizá sea cobardía. O sensatez. Si duermo me ausento del problema, obligando a otros a que sean ellos los que busquen la solución. Tan cansado… estoy tan cansado que me enfundo el traje del temor porque no puedo más, no tengo fuerzas. Anidado en mi cama, atrincherado tras la almohada, muero un poco más y duermo un poco menos.

Hay veces que saco fuerzas de la teoría. Corto las alambradas con las manos, abro los ojos y se llenan de luz que me ciega; y corro. Tanto. Vivo deprisa, río sin control pues recuerdo todo el tiempo que hiberné faltándome al respeto y quiero recuperar el tiempo que perdí. Insulto a los que me rodean e intento llenar los huecos dormidos con historias que nunca ocurrieron. Pero cuando duermes, es como si llenaras la existencia de vacío: De sueños, que sueños son.

Y vuelvo a querer dormir. Me siento culpable y quiero morir a plazos de nuevo, para soñar una vida que se pueda vivir, retroactivamente; que me devuelva los años que soñé. Y que dé sentido a todo.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Taté dice:

    Descripción espeluznante , no solo de personas sumidas en una enfermedad diagnosticada, sino la verdad de muchos que queriendo cumplir sus sueños se ven abocados a la mas dura realidad, la rutina mal explotada.

  2. Maria dice:

    Y a veces una experiencia tan compartida

Responder a Taté Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.