LA TIERRA DE SUS PADRES

ESPINO¡Lo preocupaditos que estamos los europeos con la marea de inmigrantes que nos vienen del norte de África y de Oriente Medio! Esa gente se creerá que aquí atamos los perros con longanizas. ¿Qué vamos a hacer con tanta gente sin formación, sin cultura ni medios?

Pero me da a mí que, de la misma manera que nosotros estamos preocupados por cómo será el próximo convenio colectivo, ellos están asfixiados por la posibilidad de morir en su país de origen por la guerra, que no es tan importante como la negociación sindical, pero que da coraje.

Y todo porque hay mucha gente interesada en que haya zonas inestables políticamente. La economía es un valor seguro. Así que se instrumentaliza la inestabilidad política como mejor tratamiento para que la primera permanezca adecuadamente productiva. Para sazonar este maravilloso plato buscaremos líderes corruptos que mantengan en la miseria a su pueblo. Apisonándolo adecuadamente, los recursos del país se pondrán al servicio de las multinacionales de los países a los que agobian tanto las pateras llenas de gente…(bla, bla, bla). Una situación tan inestable que hace que la incultura sea el mejor arma de destrucción masiva del espíritu humano. Así, pueblos incultos a zarpazos, políticos que huelen a muerto por su corrupción y guerras religiosas, que la religión rellena muy bien los huecos que deja vacío la incultura y el miedo, son el cóctel, mezclado no agitado, de la inmigración ilegal.

Y los fabricantes de armas, curiosamente países que están siendo invadidos por esa horda de personas indocumentadas, frotándose las manos.

Los recursos que tendrían que dotar de lo necesario a los países pobres, son devorados por la rabia consumista de los dignísimos pueblos del primer mundo.

Pues eso: ¡Viva el capital! Blindemos nuestras fronteras para contener la turba de inocentes que produce nuestro modo de vida occidental, tan civilizado, tan insensible, tan estupidizado. Con ello, conseguiremos pueblos europeos asustados e integristas, tanto como los religiosos, que tratarán a los migrantes como plaga a la que hay que contener antes que poner los medios para que puedan vivir con dignidad en la tierra de sus padres.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.