FUTURO

textura-de-pared-de-ladrillos-1564La vida de los hombres parece que se puede resumir en una imagen: Un muro. En él se ven los ladrillos colocados en fila, de una forma ordenada y uniforme. Todos ellos unidos por la mezcla de cemento, arena y agua. Gana solidez en tanto van añadiéndose ladrillos; y el agua se va evaporando.

Mi vida, cuando niño, era sólo sumar días a mis días; no habían responsabilidades… Vale: Tenías que estudiar, jugar con los amigos y los vecinos, hacer la cama, arreglar tu habitación, limpiar los cuartos de baño y todas esas cosas que iban añadiendo fotos al collage de la existencia. En ese contexto, se me fue inculcando silenciosamente, lo que tenía que ser. “Eso” me unificaría con la normalidad del resto de seres humanos que compartían conmigo pan con chocolate.

Después empezaron los deberes ineludibles:

Tienes que estudiar para ser un hombre de provecho, salir y beber (esto último es aún políticamente correcto), fumar (esto es políticamente incorrecto), buscar trabajo, hacer oposiciones, firmar una hipoteca, una segunda hipoteca, casarte, tener hijos, sufrir con ellos porque beben, fuman, tienen vida propia…

De vez en cuando ocurría algo que incendiaba el tedio y el interior de mi corazón. Entonces brotaba algo que no se podía comprar, pero que era lógicamente inconcebible. Es una acción que exige algo que no está en el mercado: Creer.

El futuro es el muro que se encuentran los que vienen detrás de nosotros. Todas las acciones que domestican al buen salvaje, el hombre primigenio: Ese que mira los astros y se pregunta quién enciende las luminarias celestes. Es el muro que pretende homogeneizar al hombre nuevo a la baja, haciendo de él un conjunto de actos aplaudidos por los que siguen creyendo que hacer lo correcto es lo que hicieron los que nos precedieron.

El futuro no existe: Existimos nosotros. Hoy. El libre albedrío, hoy. No hay nada escrito. Sólo la propia voluntad de vivir en consonancia con otras voluntades propias que comparten una misma fe.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. vicente morales gómez dice:

    ¿Qué quedará “nuestro” mañana, que refleje en otros una aportación a lo que se nos enseñó como políticamente correcto? ¿Por qué hacemos lo que hacemos? ¿Nace desde lo más hondo en libertad, o acaso pensando en que en los demás debe quedar un “chok estimulante” que le haga reconocer y vivir desde lo mejor que tiene en su interior, y ello le lleve a luchar a lo largo su existencia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *