VOLVER

1A la luz. Corro hacia la luz que desprende tu sombra. Y cuando quiero alcanzarla, la incandescencia de otra luminaria cambia la dirección del haz que me guiaba.

Y juego. Juego con la posibilidad de alcanzarte. O no.

Y es la estela de tus pasos, haciendo camino sobre las simas, la que me hace creer de nuevo que no hay nadie que hoy sea quien fue.

Y que no eres tú sin el camino trazado, sin los días vividos.

Que quiero volver, siempre a tu abrazo; nuevo cada día, me augura la alegría.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.