HERMANOS

SHAREPersona que con respecto a otra tiene el mismo padre y la misma madre, o solamente el mismo padre o la misma madre.

Al asunto. A los hijos de mi madre no los elegí yo. Los que llegaron antes me vieron venir y, a los posteriores, los vi venir yo. La cosa es que es difícil: Es muy difícil desvincularse de gente que ha compartido tanto y que, por su sangre, corre la tuya propia.

Desde el plano creyente, apelando a la definición del principio, comparto patria potestad con los lectores del presente escrito. Y tampoco puedo alejarme de vosotros, por mucho que quisiera, porque “a dónde iremos lejos de su mirada”.

Cualquier pirueta semántica que inventemos para buscar un resquicio y así ausentarnos de la responsabilidad y la alegría que ello supone, es una argucia: Un recurso de cortas patas que cae como hoja en otoño.

Las palabras se las lleva el viento. Los sentimientos cambian. El tiempo pasa. Y evolucionamos de recién nacidos a adultos con hipoteca en un período record. Pero el vínculo fraterno, la familia, es indestructible. Pueden construirse muros para no mirar fuera de nuestro yo. Pero la fuerza telúrica del vínculo divino, es insoportable, incontenible.

Ojalá demos contenido con gestos vitales, tangibles, evaluables.

Que la nostalgia sea sólo una palabra y el amor, nuestra patria.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.