¿PUEDEN?

candadoSi el Evangelio de Mateo, en el capítulo 21, versículo 31 pone que “En verdad os digo que los publicanos y las rameras van delante de vosotros al Reino de Dios” ¿quiere decir que pueden ir a comulgar? No sé. Estoy algo confuso porque leo sobre quién y quién no es digno de tomar la comunión y no comprendo exactamente cuál es la línea divisoria entre dignidad y derecho. Por un lado, parece que hay condiciones que garantizan el libre acceso al cuerpo y sangre de Cristo. Pero también hay aranceles a aquellos que incurren en impureza. Esta está perfectamente tabulada y no se puede cuestionar. Verdaderamente, creo que hay algo que reconsiderar. Por obvio, pareceré idiota pero son, quienes viven situaciones fronterizas, en la periferia, los que han de entrar en cada parroquia y sentirse como en casa. No hay quien pueda tirar la primera piedra. Pero creo que con leyes no se alimenta a la Humanidad. Legislar no se parece en modo alguno a amar (bueno, son de la primera conjugación). Pero creo que, si Dios es amor, no puede entender que alguno de sus hijos sea excluido de la buena noticia en ninguno de sus sacramentos. No seré yo quien lo diga: Que la Palabra de Dios ilumine cada rincón de nuestro corazón. “Llevarán en brazos a sus criaturas y sobre las rodillas las acariciarán; como a un niño a quien su madre consuela, así os consolaré yo” Isaias 66, 12-13

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.