¿DÓNDE ESTÁ DIOS?

where20_2010_big¿Cómo es posible que Dios permita las cosas que ocurren en la actualidad? Esta es una pregunta recurrente en todos los que creen. Y los que no creen. Para los primeros es incomprensible, pero no les impide seguir creyendo. Para los segundos, es la razón por la cual dejan de intentar creer en alguien, algo, que no tiene entrañas. Estos últimos le atribuyen a una figura mitológica la capacidad de empatía. Curiosamente, eso lo hace parte de la existencia negando el principio por el cual no creen.

Dicho esto, me centraré en los que dicen creer y se hacen la pregunta del millón. Enfocaré las cosas desde el punto de vista por el cual el omnipotente, omnisciente prescinde de arreglar las cosas y contempla cómo la naturaleza es destruida por su mayor creación; cómo su creatura se ensaña con los miembros de su misma especie con la justicia como bandera.

¿Dónde está Dios? ¿Dónde está cuando la posibilidad de vivir dignamente, en paz, se supedita a un conjunto de prácticas, de usos vitales que aseguran la permanencia en el club de los puros, de los miembros sin tacha?

Apelando a la ley, la justicia se aplica sin tener en cuenta al individuo. Eso, pensando un pelín, es inmensamente injusto. ¿Acaso no se podría aplicar la justicia teniendo en cuenta la identidad de cada hombre? ¿No es nuestra naturaleza fruto de ser imagen y semejanza del creador?

Cuando la justicia y la cordura se unen sin tener en cuenta al individuo, por encima de las circunstancias, la religión se vuelve fascismo. Pero cuando la justicia se viste de amor, se transforma en misericordia. Cuando el amor se une a la justicia, todo es perdón.

¿Dónde está Dios? Yo creo que, desnudo de poder creador, por decisión propia, colmada de sabiduría, se ha diluido en toda la creación. Anhelando profundamente que su creación sea amada por cada uno de sus miembros, espera; con esperanza, vivamente, en cada átomo de su infinitud hecha creatura.

Siendo uno, seremos Dios en la tierra.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.