HERMANOS

HumanismoPues eso. Que el otro día llamé por teléfono a un hermano y lo habitual. Que cómo estás, qué tal la familia y el trabajo, si has visto a tus padres, a los míos, qué tal están… Y, como en las películas, de pronto, su voz empezó a sonar con un leve eco de fondo. No estaba hablando con mi hermano de hoy. Estaba hablando con el que lleva viviendo conmigo desde que tengo memoria. Ese que recuerda cuándo entré por primera vez en brazos de mi madre o a quien vi entrar por la puerta cuando aún me parecía una puerta muy grande. Y comprendí que no hay existencia sin pasado, por muy cercano que esté su inicio. Que mi principio fue después del fin de aquellos que trajeron al mundo a mis abuelos. Que no hay terremoto sin tierra ni viento sin aire. Sentí que era yo mismo viendo desde otra azotea la existencia de todos. Que su vida fluía pegada a la mía, tan distinta, tan amable; tan dura y dolorosa como la del resto de los hombres. Pero era su vida la que me hablaba por teléfono. Tonterías, nimiedades que sólo a los hermanos nos importan; Por eso, hoy, doy gracias por ellos así, en mayestático también. Damos gracias la vida de mis hermanos que vive en mi y mi conciencia de que soy parte de su vida. Doy gracias en singular, para no parecer pomposo. Y gracias por hacerme comprender que esto que siento es lo que vive en cada familia. Que es lo que me encadena a la esencia vital de la alegría que trae la familia de Dios mismo, que me llama cuando mi hermano, mi hermana, descuelga el teléfono y quiere saber de mi.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Juan dice:

    Querido Jesús, Sabes expresar con palabras lo que el corazón siente y yo siento eso que tú hablas en este pensamiento. Agradezco, por lo que me toca, la suerte de conocerte, compartir adn físico y espiritual. Te quiero.

  2. Pablo dice:

    Una palabra bien desglosada y con muchísimos matices de lo que significa la palabra hermano, que es tan familiar y del día a día y que ni te paras a pensar lo que conlleva y lo que hay detrás !gracias hermano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.