MALPENSADO

MALPENSADOLo inmediato. Ya. Es la forma más sencilla de percibir lo que ocurre. Hoy sale el sol: Es de día. Suena el despertador. Me levanto. Infernal aparato que se ocupa de sacarme del descanso para avisarme de que tengo que seguir viviendo. En ese somnoliento momento, no me doy cuenta de que soy yo quien lo ha programado para no llegar tarde a todo. Consecuencias. Si uno se para a pensar, todo son consecuencias. No hay hechos que tengan sentido en sí mismos. Y eso es lo que convendría hacer cuando ocurren cosas que nos conmocionan. Ayer fueron los atentados de París cometidos por “radicales islámicos”. Esas gentes son muy malas y quieren hacer daño porque Alá es grande. Si verdaderamente creyera que alguien se despierta de la siesta y se va a comprar un Kalashnikov para montar una fiesta religiosa, es que soy más torpe de lo que creo. Consecuencias. Como la sal sala el agua, la tierra o lo que pille, los actos que ocurren son como el cauce del río por el que discurre el agua. Si te empeñas y lo vas excavando, el agua irá por donde tú te lo trabajes. Concluyendo: Si las situaciones de injusticia se mantienen porque a algún poderoso le interesa, habrá muchos inocentes que las padecerán. Y los pobres son objeto de la falta de escrúpulos de quienes sólo piensan en sí mismos. Pero la desesperación que genera en ellos, la falta de oportunidades es el caldo de cultivo de los descerebrados que ofrecen una salida a través de la religión. No hay lugar más confortable que la certeza de hacer lo que Dios quiere (por lo menos el Dios que sugiere alegría en el suicidio por cinturón bomba) cuando tu vida es un infierno. Añadir un poco de calor con explosivo no será peor. Sin valores, sin credo, sin oportunidades, los extremismos crecen exponencialmente. Llamadme malpensado. Pero si, a dentelladas, arrancamos todo lo humano del alma al pueblo, que es quien siempre sufre, somos culpables los que creemos. Hoy rezo por todos mis hermanos. Los muertos, los que matan: Los que murieron antes de matar pues no tenían respuestas para las preguntas que traen sosiego a la existencia. Que son puerta a la trascendencia, a la propia dignidad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.