ETIQUETA

pieplaIr de etiqueta mola. Te entra un estatus por dentro…

Pero no voy a hablar de esa etiqueta.

Te contaré que

He visto un gordo feliz, un negro mantero, un moro camello, una negra puta, un pijo suficiente, un judío ultraortodoxo, un sirio exilado, un minusválido vendedor de cupones, un ciego haciéndole la competencia, una adolescente insoportable, un adolescente complaciente, un dibujante de manga japonés, un coreano del norte infeliz.

Un cura diciendo misa, una alemana leyendo la primera lectura, un síndrome de Down tocando la guitarra; un chino cerrado. Un chino abierto 24h, una pareja paseando, un hombre y una mujer paseando, un niño gritando, una niña durmiendo. Un guardia de seguridad con una chaqueta roja. Un gitano. Otro. Los padres de los gitanos esperando.

Un Carmen Miranda, una camionera, dos locazas. Dos sobresaliente hipsters con una notable ansiedad por no ser suficientemente llamativa la deficiente puesta en escena.

Una pareja de ancianos soportándose, otra pareja de ancianos conversando un silencio paralelo por la avenida.

Un perro cagando. Su dueño mirándolo con la mano enfundada en una bolsa de plástico. Una caca de perro sin dueño y sin bolsa.

Etiquetas. Las apariencias que nos permiten extrapolar cómo son los seres humanos a partir del 1% del conocimiento del individuo. Es hacer ciencia ficción a partir de casi nada. Suponer sin tener datos.

Cuando desnudo de la facilidad para colgarlas, sea capaz de ir más allá, quizá me será más sencillo convivir, pues no supondré sino que me acercaré respetuosamente a preguntar, conversar.

Es posible que descubra la persona tras el envoltorio.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Javier García dice:

    Es posible, amigo Chito, que las razones que nos mueven a etiquetar a los demás nazcan de nuestros propios miedos y de nuestra inseguridad. Vemos reflejado en el otro aquello que nos limita y nos hace sentir vulnerables.
    Gracias hermano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.