SI DICEN, QUE DIZAN

blabla-iconEn el amor y en la guerra todo vale. Bajo el paraguas del axioma, se protegen los valores y ruindades del género humano. Ahora que las elecciones van a traer un escenario al que el público no está acostumbrado, se me ocurre pensar que hay que actuar escandalosamente. De esa manera, podremos crear un runrún que hable de nosotros: Bien o mal, pero que hablen.

Lo más lamentable es que todos los que se quieren agarrar a las ubres del estado por cuatro años, no hablan de proyectos, sino del otro. La leal oposición que intenta lo mismo, ataca al cuello e intenta despedazar al adversario pues no es mejor su proyecto que el suyo. Quizá tengamos que enseñar una teta o algo así para que mostremos algo distinto que la jauría que baila al son de la fiesta democrática por excelencia.

Hagamos cualquier cosa: Deseemos que la fuerza nos acompañe, pues el juego caníbal en el que se ha convertido nuestra política va a necesitar algo más que fair play.

No creo en el sistema, pues es corrupto en su concepción. Sólo creeré cuando vea candidatos que no gritan, no ladran hasta la ronquera sus consignas decimonónicas o neoliberales. Que hagan del diálogo y el interés general, el de todos todos, su bandera. Que no trabajen para sus jefes, siempre ávidos de poder. Que lo hagan, bajo luz y taquígrafos, para devolver la inocencia robada al pueblo. Que, si tienen valores propios, los hagan vida. Y la ideología no sea una frontera, sino una linde donde se acercan los próceres a conversar y buscar el bien del pueblo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *