LA POLÍTICA ES PUTA

imagenes-luz-roja3“Crepitaban las llamas en el fuego sobre la arena. Los breves troncos mostraban su magmático vientre. El sol se hundía poniente… Sus ojos se cruzaron y no hubieron palabras. Sólo la promesa que bajo la luz se hicieron de amor, de amar; de una fidelidad infinita que nos recordaba cada ola, cabalgando la marea, al llegar a la orilla”

Esta es la historia de un amor perpetuo, inocente, lleno de intenciones y de promesas que no tienen nada de falsedad. Es la historia del tiempo previo a las elecciones. Ese en el que, de una forma adolescente, volvemos a ilusionarnos; de olvidar que no es la fidelidad la cualidad más evidente de quien se dedica a la política. Pues no es un sacramento: Es sólo un espacio de tiempo en el que intentamos plasmar nuestra idea de gobierno y que terminamos siendo gobernados por la ausencia de ideas, de valores.

En sus apellidos, política es su nombre, está escrito su sino: “A la venta”

Poco más que decir. Ahora sólo nos queda especular cuánto tiempo tardará el líder de turno en ponerle los cuernos al ideario del partido, de paso a todos los votantes, en nombre de la bondad que traerá esta dolorosa situación. Es el preciso instante en el que la inocencia de los besos, se vuelven violencia doméstica, pues no importa violar, violentar, retorcer las ideas para conseguir los mismos beneficios que se intentaron combatir desde la trinchera.

Se ven las cosas mucho mejor desde el palco, ¿verdad?

Lo siento. Siento mucho que hayáis llegado así. Las chaquetas de pana hace mucho que saben como transmutarse en trajes de marca. Los descamisados, hace tanto que no tienen frío…

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. No sé si aplaudir o llorar al terminar de leer este texto. Siento impotencia y vergüenza en lo que vemos y escuchamos estos días, que en definitiva cada quién y grupo buscan la realización de lo que piensan según sus particularidades, cueste lo que cueste; y por sus comportamientos no dudan entregar su pensar “al diablo”, con tal de conseguir lo que la situación se los brinde. Es más que evidente que no es “el pueblo y sus circunstancias de justicia para todos”, lo que les mueve. Sin embargo, lo que más me ha hecho pensar es que entre ellos, sus esfuerzos y decisiones no constituyen para ellos un Sacramento, y pienso, ¿no podrá se que quienes operamos desde esta clave podemos estar actuando de la misma forma?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.