ES MENTIRA

ChainTener un hijo, escribir un libro, plantar un árbol. Todo está relacionado con estar vivo. Un hijo para ser algo eterno gracias al cromosoma, como dijo el cantautor. Un libro, para que las palabras permanezcan impresas, aún en la oscuridad de las pastas cerradas, al abrigo del viento que se las puede llevar, que se las lleva. Un árbol, para permanecer firmemente enraizado a la tierra, alimentándome de ella, con un punto de inmovilidad que sugiere solidez y vida al mismo tiempo. La impronta de permanecer después de que nuestro tiempo se ha acabado… Pintar las paredes con cualquier estupidez para sonreír ladinamente cada vez que pasas frente a la pretendida obra de arte firmada con nombre anglosajón: Llenifer, yonathán… Esta pulsión que te hace dueño de alguien; esa mentira que te hace creer que tu tiempo, en el que fuiste el rey, la reina del baile, ya pasó. Y te rebelas como la hierba que nace entre las grietas del hormigón contra lo que parece inevitable. Aprietas los dientes y muerdes todo lo que está delante de ti, porque aún sientes latir el corazón. A pesar de que ya no eres, no te pareces a la imagen que la publicidad te devuelve, sientes que estás vivo. Pero fuera. Estás fuera. La vida es antropófaga y tú ya estás digerido. Sólo queda una cosa que hacer a la humanidad que no se ha actualizado: Matar a los hijos en nombre del creador, quemar los libros que nos recuerdan que tuvimos alguna vez alma y arrasar árboles y bosques pues no habrá nada después de nosotros. Sólo nosotros somos. ¿El futuro? Es mentira.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.