OCHO DE MARZO

Por todos los días que no son de la mujer trabajadora. Por los 364 días que no se reconoce que no hay una sola mujer a la que se le permita ser sin tener que demostrar que es tan válida como los hombres. Por todos los días de la mujer trabajadora que son inventos de hombres para callar las voces de aquellas que nunca tienen un rato para descansar porque hay trabajos propios de la mujer impropios de un hombre. Por todas las mujeres condenadas a ser lo que se espera de ellas y no pueden ser lo que ellas desean. Por todo el tiempo que trabajan para estar a la moda, que nunca sabe de edades y que siempre impone su dictadura, pagando el precio de la depresión por no llegar a tener la talla de una adolescente. SOIS LA SAL DE LA TIERRA. MUJER.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Alfonso dice:

    Y digo yo…que los hombres y mujeres que trabajan ya tienen un día no? La mujer es trabajadora pero el hombre, como ella, también lo fué siempre. Porque duplicamos el día?

    Quizás está agostandose esto de recalcar lo que nos separa cuando ya casi es un clamor popular el hecho de que mis lentejas saben tan buenas como las de mi madre, y eso dicho por mi mujer, trabajadora en el cole, mientras yo soy el amo de casa, trabajador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.