COBARDRES

Cobarde-5Yo soy libre. Me se llena la boca al decirlo (ya sé que se dice se me) pero me apetecía ponerlo así. Y así, enarbolando la bandera de la libertad, asiendo el mástil con el que ondeo la libertad como la luz de la vida, las naciones y las galaxias que han de ser devueltas a su libre estado natural, con música épica de fondo, lo digo otra vez: Yo soy libre.

Mentira. Eso es mentira y lo sabes. Jaja. Y lo sabes. Ni de coña. Ni yo ni nadie que ande soltando memeces de ese calibre. Ser libre no se dice: Se es. Y ya me dirás cómo es eso.

Como cantan algunos, Freedom, que suena mejor en inglés, es una palabra preñada de gloria. Por eso se dice tanto. Porque está muy bien alardear de ella. Soy libre para ser, hacer y decidir.

Técnicamente, sí. Pero, de facto (de hecho), los condicionamientos sociológicos, la constante de Avogadro y la desviación típica en los parquets bursátiles hacen de esa afirmación algo utópico, en su sentido más imposible.

Y vamos a aterrizar que esta homilía se está alargando. La cobardía está más denostada, pero es muy común. Nos vemos abocados a comportarnos cobardemente por las presiones ambientales, la genética, malditos condicionantes genéticos, y esa incapacidad congénita a reconocer que hay cosas que no se hacen porque no apetecen. O porque no sé cómo se hacen y disimulo con una enorme carga de responsabilidades que me impiden trabajar con más ahínco, en aquello que no quiero ni tocar.

Ateniente a todo lo anteriormente dicho y referido a los padres, es mucho más fácil culpar a factores externos que luchar contra nuestros esclavizadores cepos internos, los que nos determinan hasta casi el suicidio. Es mucho más fácil ser un cobarde que decidir cambiar. Primero por mí mismo siendo valiente y buscando lo mejor para mi. Y, en esa dinámica, ayudar a mis hijos a evolucionar sobre la condena del adn, convirtiéndolos en un verdadero eslabón de la cadena evolutiva, que busca la libertad del individuo.

(Cobardres: Cobardía+padres)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *