NO TE…

tumblr_npg7tpetvy1txvuypo4_1280Casi es una tomadura de pelo. Pero, cuando te lo está diciendo, te das cuenta que es tan real como el melocotón que está comiendo, o la canción que está recordándote a trompicones. La enferma, con los ojos llenos de un vacío negro, se dirige a ti en un tono carraspeante y bajito, pero firme y te dice: – ¡No te veo, ni te oigo! ¡No puedo hablar! Y, que sepas, que tú tampoco puedes… Y pienso para mis adentros: ¡Como una regadera! Pues no me está diciendo que ni me ve, ni me oye, ni puede hablar y es exactamente lo que está haciendo. Y afirma con el aplomo de los que saben lo que dicen, que yo tampoco puedo hacer nada de aquello. Volados los puentes, arrasadas las cosechas, caída la noche, todo es tristeza. Y la única manera de sobrevivir, es afirmar que todo está muerto, que Viernes no tiene compañero; Robinson se fue. O murió. Comienzas a hablar como si nada existiera. Y sientes que el aire se torna vacío y el sonido no se transmite. Plastificada la realidad por la enfermedad, busca su sentido en la irrealidad. Los recuerdos son pecios recubiertos de Caracolas y Morenas, arrecifes de coral que desdibujan su original silueta, haciéndolos irreconocibles. Así los momentos que fueron de felicidad, quizá; Y son zapatos de hormigón que sujetan su figura al fondo de la tristeza, lastran su esperanza en la abisal oscuridad, donde no se ve, no se puede hablar y el zumbido de la presión, no te deja oír.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.