LACTOSA

alpha-lactose-from-xtal-3d-ballsY hablando, sale el tema: ¿Intolerante a la Lactosa? Lo que estás oyendo, Mari; andaba yo con el estómago de aquella manera y resulta que soy intolerante a la Lactosa. Pero, ¿cómo puede ser eso si tú nunca has sido intolerante y tienes una boca como la del metro? Ahí lo tienes, qué quieres que te diga. Pues eso. Ayer tan normal y hoy, intolerante… ¿No parece que estoy hablando de otra cosa? Pues hablemos también de la otra: Tan democráticos, cercanos, acogedores… Openminded, vamos. Y ahora intolerantes. No pasamos ni una porque nos puede tocar el pan de mañana el posible, presunto criminal que venga de otros horizontes. Otros credos, otras relaciones, otras oraciones. Diferencias que me hacen percibir al otro como enemigo. Al postre: Tanto la intolerancia alimentaria como la menos aceptada y más extendida, son enfermedades autoinmunes. La primera, por lo que sea. Pero la segunda es culpa de éste, sin parangón, ombligo, que me impide fijarme en otra cosa, educarme desde otros puntos de vista; y trepana la posibilidad de crecer. Son enfermedades que matan el medio donde se desarrollan o generan comportamientos disfuncionales. Es, la intolerancia, la consecuencia de no seguir buscando: De no hacer preguntas. No hacer las preguntas que me hacen respetuoso con el contrario, mi hermano. INTOLERANCIA Del lat. intolerantia. Falta de tolerancia, especialmente religiosa. TOLERANCIA Del lat. tolerantia. Acción y efecto de tolerar. Respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.