SALIR AL CAMPO

landscapes-fields-grass-trees-dawn-morning-sunrise-sunset-fog-mist-sky-gold-images-227880Un hombre de acción. Hay que ser como un “Actionman”: Dinámicos y resolutivos ante cualquier circunstancia que se nos pueda plantear.

No se asocia a esa idea contemplar, sopesar: Detenerse un instante, o dos, para discernir, evaluar… Ora et labora como antagónicos; como dos personas distintas, dos vidas diferentes: Modos opuestos, cara y cruz que se dan la espalda.

Y no se puede actuar sin contemplar. Si no sueñas una solución, despiertas a alternativas: Las que otros plantean desde la dicotomía que he señalado anteriormente.

Y voy llegando a donde quería. Quiero que todo sea sagrado. Que cuando le haga el desayuno a mis niños, tendiendo la ropa, cantando con el coro o limpiando la reguera, sea un acto sacrílego no dar gracias a Dios por ello. Que la liturgia sea la vida y que los presupuestos que han hecho que crea que un momento con Dios es una pérdida de tiempo, otra cosa más en mi vida, sean humo.

Actitud de escucha. Adviento permanente que me hace abrir la puerta grande de mi parroquia para que entren las hojas del otoño, de la vieja vida que está esperando la resurrección en primavera.

Quiero salir al campo, de madrugada. El retablo, sea el amanecer; y la alfombra, la hierba cubierta de rocío. Orar para que la acción nazca, siempre, de reconocer a Dios como el mejor regalo que he podido recibir.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.