FAKE

fakeNo soy nada de lo que suponen. No soy quien creo ser. Soy un probable, una oportunidad. Una rama quebrada. Un suspiro nocturno. Un error.

Un ser lleno de dudas. Unas dudas llenas de vacío, de luegos, de lamentos.

Pobre. Un miserable. Una botella de vidrio quemado, que ensucia por fuera y nada contiene.

Una lista de deseos. Un saco de buenos propósitos. Un cúmulo de decepciones.

Un millón de oportunidades: Desaprovechadas. Todo el amor desperdiciado: Pisoteado como los charcos de un aparcamiento. Un insulto a la decencia de los que son pobres.

Un fake.

Porque escribo, creo que estoy vivo. Y es un muerto el que quiere que le resucite un verso. Una palabra plagada de vida. Una vida plena, llena de todo. Una esquela rezando al Dios de la existencia que, cansado, menea su cabeza y me abraza: Otra vez.

Y otra que me alejo, abandonando la esperanza, para llenar mi estómago de basura, comida sin hambre.

Me quiero arrancar las uñas con los dientes, llorar como un niño; que me abracen y me besen; o que me desangre la soledad. Pero que me llamen por mi nombre.

Por favor: Di mi nombre.

Hoy quiero empezar de nuevo. Dame lo que me pides y pídeme lo que quieras.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.