ATENTO

ATENTO– Abono en un recipiente de vidrio.
– Una linterna sin pilas.
– Una chalupa en el desierto.
– Un camello en el mar de Alborán.
– Un hipopótamo en un glaciar.
– Una escultura de atleta en la línea de salida.

Estéril. Inútil. Lo que está desubicado, probablemente, no pueda ser usado de una manera óptima. No sea eficaz: No ejecuten el propósito para el que fueron creados.

Pero la presión del medio es mucho más fuerte que la cordura. La lógica se arrodilla ante el marketing; las verdades, corrompidas por la moda.

Y será más fácil dejarse llevar. Levitar en éste líquido útero que nos posibilita la existencia y nos condena a no vivir. La muerte, al menos, finaliza todo lo perceptible. Pero esto es una cadena perpetua, eterna; una muerte consciente por opción.

Son preguntas que taladran nuestro bienestar: Es Artrosis en nuestras articulaciones que nos duelen, se pudren. La corrupción huele a perfume caro, a estúpida publicidad, mentirosa.

Por eso, lo hago: Arrojo agua sobre ácido, puenteo los polos de una batería, enciendo una hoguera en una gasolinera.

Apago la tele, salgo de mi casa. Canto en las esquinas. Bailo en las plazas. En los bancos, mi soledad habla con otra. Y somos compañía.

Atento.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.