MENOS ES NADA

No he oído nunca una frase tan destructiva. Es el armisticio de una vida a pulmón frente a otra hipotecada y condicionada por las circunstancias que presiden el día a día de la gente de a pie. Su prima hermana es “Algo es algo” y, la del pueblo, “Menos da una piedra”. Con inyecciones de moral de este calibre, andamos regular.

Es la concesión a lo menos, a lo semidesnatado, a lo desnatado o a lo deslechado. Parece vida, pero se le ha quitado la posibilidad de evolución, de ilusión, de descubrimiento, de riesgo: De heridas en las manos y en el corazón que dejan cicatrices y señales de tráfico de prohibido transitar por lugares que dañaron y no hicieron camino.

Lo terrible del asunto es que se confunde mar con charco, bombilla con sol y acera con sendero; naturaleza con jardín, educación con colegio y paternidad con manutención.

En una realidad donde la posibilidad de ilusión es mirar a Marte y soñar que haya vida…

El hecho de que alguien pueda sentir es suficiente para creer. O para hacer creer en la dimensión trascendente del hombre. Que yo sienta sólo es un hecho físico, suma de la interacción entre el ambiente y la decisión de abrir el cerrojo de la mente y del corazón: Estar dispuesto a aspirar el aroma del conjunto de personas que me rodean en un momento dado y palpitar. Este paisaje que dibujo puede ser una actuación de fin de curso de los niños de infantil, un partido de fútbol o una cofradía en Semana Santa.

Sentir, al fin y al cabo, que hay algo más que la rutina. La asesina rutina que hace que los días sean iguales. Y los besos.

“…Los mismos calcetines colgando en el tendedero con las mismas pinzas. Retorcer la fregona mientras limpias el suelo de la misma manera que tu adentro se retuerce ansiando algo nuevo: Algo eterno que sea nuevo todos los días. Ojos nuevos para llorar lágrimas nuevas. Barrer las aceras buscando la nueva que alienta bajo los papeles, envoltorios, chicles y gusanitos tirados sin ninguna educación.”

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.