AULLAR

Lo reconozco. No sé qué significa el que las adolescentes se atusen continuamente el pelo. En una fracción de tiempo casi despreciable, lo marean y colocan en el mismo sitio más veces de las que soy capaz de contar.

Tampoco comprendo la forma de vestir. No soy tan viejo como para empezar a decir eso de que “la juventud…” y actuar con boina calada hasta las cejas, bastón tembloroso y calendario decimonónico a las espaldas.

Toda la moda aborrega. Y los borregos se sienten seguros cuando van juntos, tan iguales, tan borregos… Y mola el sentido de pertenencia. Pero creo que hay que poner en valor lo que me constituye como individuo único. ¡¡¡Coño!!! Único. Tan único que toda la creación ha estado esperando a parirnos, a cada uno en una circunstancia histórica tan original, que ningún guionista tendría la visión de miras tan profunda como para haberlo previsto.

Y convoco a todos. Aúllo como un lobo a la luna. Toco la campana y bajo ella, parlamentaremos.

Que los supuestos intelectuales pongan toda su capacidad en buscar y plasmar un presente que sueñe un futuro lleno de esperanza. Y no se conviertan en todo lo que critican. Que los que hablan de la cultura como algo prescindible, habitualmente son los que carecen de ella, sean capaces de mirar adentro. Y comprueben que no sólo nacemos crecemos, nos reproducimos y morimos: Somos parte de algo que ha de hacernos felices cada segundo de nuestra existencia.

Sudo sangre al pensar que los profetas de la división y la pureza puedan gobernarnos. Toda la rabia se podría emplear en comprender que no se puede huir del juez interior que nos sentencia a cambiar para bien: Y no lo escuchamos.

Que quien crea que se puede huir al norte de buscando el frío de la pureza, sepa que vivimos en una esfera, más o menos; que huyendo de la vida, pronto, se verán la espalda. Y no quedará más remedio que dialogar, para crecer: Creer para compartir. Amar para vivir.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *