PRINCIPIO DE NO EXCLUSIÓN

Empezaré por el final: “Todo lo que vale la pena va en contra de la lógica”. Y hay ejemplos muy buenos: Si una mujer supiera lo que le va a caer encima desde el momento mismo de la concepción, no creo que se arriesgara (sobre todo si comparte vida con una pareja estable). Haré un breve resumen: Nauseas, hinchazón multilocalizada, hambre canina; romper aguas, dilatar, que te pongan la epidural cuando no sirve para nada; abierta en canal, una buena episiotomía, un empujón y, hala, ahí tienes al bicho…

Pues si lo único por lo que vale la pena ir a un hospital tiene tal cantidad de efectos secundarios, no he mencionado que tienes un Okupa para el resto de tu vida, ¿qué no será lo que hay que hacer para que todos y cada uno de los nacidos vivan en paz, todos juntos?

Y siempre me puede venir el bienpensante de turno que me induzca a pensar en todos los trabajos, como los de Hércules, que hay que desarrollar para perfeccionar la vida y llegar entrenados al Reino futuro, intangible, maravilloso; creo que hay que ser consciente del trabajo que cada uno ha de hacer para ser todo lo bueno que pueda: Pero no es exportable. Del pellejo para fuera es cosa de cada individuo. De Endodermis para adentro, es cosa tuya.

Y bueno. Quiero pensar como mi madre, que se rige por el principio de no exclusión: Todos caben, la diferencia aporta color, los conflictos son prescindibles si sólo buscan el propio interés. Hay un anexo que dice que soy tela de guapo, pero es de libre disposición creerlo o no. La belleza que ve mi madre en mí, soy incapaz de percibirla, pero me hace quien soy: Ya queda menos para saludarme.

Y allá va: Toda opinión que trace una ficticia frontera entre hermanos, es reprobable, palabra de moda entre ministros;

Todos caben o no cabe ni Dios.

Ya lo sé: Va en contra de toda lógica. Pero, ¿no dicen que Dios es madre?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.