POESÍA (dos)

Poesía es utilizar recursos para poder ver lo que no puedes tocar: Es música en el vacío. Es llanto seco.

Correr sobre una cinta. Bailar solo. Describir lo inexplicable con la torpeza de que no hay palabras que dibujen un tequiero. Pasear por el filo de una cuchilla. Esperar frutos de una rama seca, pues la viste florida allí, allá: Tan cerca. Tan lejos.

Es el anhelo de una caricia que fue. Un mordisco en el labio. Es la risa después del abrazo que quieres que vuelva: Vuelve, que abrazado muero. Quiero morir abrazado a tu vientre.

Es mi nombre en tu boca. Es tu mirada en mis ojos. Es una herida en las rodillas. Es tu nombre tatuado.

Es una mentira, una trampa, un engaño. Es pordiosear agua en medio de las dunas, caminar con el barro hasta las rodillas: Es mendigar que vuelva. Y no volverá.

Poesía eres tú, mi deseo, mi amor: Cicatriz que abro con los dientes porque no quiero que se cierre. Quiero que mi sangre fluya buscando tus besos; que me arranques la soledad con tus dedos leves.

Poesía eres tú. Mentira que se hace carne y se vuelve deidad. Pulsión que me hace animal y, bajo la luna llena, me hace hombre cuando me susurras.

Poesía es tu respiración cuando me miras por la noche. Y, con la certeza de que el cielo es como en la tierra, amo ser el aire que besa tus labios.

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.