ANESTESIA

Que haya procesos cíclicos en la vida, nos da seguridad. Sabemos que, tras el maravilloso descanso estival, volvemos con las pilas cargadas para afrontar lo que haga falta. Pero se habla del sosiego obtenido como si todos disfrutáramos de tal derecho. Pero no es verdad: Hay mucha gente que ni sabe ni sabrá qué es eso de unas vacaciones. Pero el sistema remacha la idea a través de un presidente andorrero y mediolenguado.

¡Ay, sí! Morados, azules y rojos, toda la pléyade de políticos descansan. Unos revolucionariamente, otros moderados. A la defensiva o mediocentros, cada uno extiende la toalla donde puede…

Y, como no hay conciencia de lo que supone, los jugadores cambian de equipo por cantidades que difícilmente son concebibles por el resto de los mortales. Yo creo que sus gigantescos plasmas no tienen capacidad para mostrar a sus dueños la cantidad de ceros de las que hablan en sus contratos. (222 millones de €uros son 37.074.000.000 pesetas)

Y la sociedad, anestesiada, contempla el baile de cifras y comenta complacida lo mucho que se lo merecen, lo bien que juegan…

Y la estupidez se frota las manos. Los bares, esclavos de los horarios del fútbol, lustran sus cadenas y pasan la balleta a las barras. Borrachos y solos, los parroquianos lucharán los partidos escupiendo patatas fritas tras las faltas, gestos soeces, doctos comentarios sobre la hemeroteca, gritos a la madre del árbitro y la comprensión, tras la derrota de su equipo, de que estamos en pretemporada y no nos jugamos nada…

Es inmoral. Justificamos la estulticia porque trabajamos y nos merecemos válvulas de escape. Pero no hay salida para tanta gilipollez, tanta manipulación que se ha inoculado en el torrente sanguíneo de esta sociedad que premia los pelotazos, (…) y desprecia el esfuerzo cotidiano de quien tendría que vivir mil vidas para ganar lo que algunos en un par de horas.

Anestesiados, con la percepción daliniana de la realidad empotrada en nuestros ojos, asistimos a un nuevo capítulo de “Insultando la Inteligencia” La serie más seguida en el primer mundo. (Visiten nuestro bar)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.