JAURÍA

Si miramos la coyuntura, no hay muchos motivos para el optimismo. Si miras al Oeste te encuentras con Trump, un niñato aupado por la falta de esperanza y los listos que han visto una oportunidad de negocio teniendo a un pelele en la Casa Blanca. Si miras un poco más abajo, te encuentras con Maduro: Un señor que empezó hablando con un pajarito que tenía en el hombro diciendo que era Hugo Chaves. Creo que su inteligencia es semejante a la del señor con nombre de pato. Pero me podrás decir que es fácil mirar fuera, que el esperpento es mayor cuando está un poco lejos, pues se desdibujan los contornos de la estupidez…. Tienes razón: Miraré a Cataluña que, contra toda lógica, es guiada hacia el abismo por quienes han hecho de la división, la violencia y la exclusión su bandera nacionalista. Con escasa memoria, utilizan iconos del primer siglo XX para azuzar a sus jóvenes bases, tribales como sus guías, en nombre de la tierra prometida de la independencia: Son aquellos que podrían protestar por la represión de los palestinos. Y lo harían con razón. Pero, como ocurre casi siempre, cuando se trata de mi bolsillo, la distorsión se hace fuerte en los sentidos y la desmemoria campea en una inteligencia en barbecho; o en flagrante abandono. Que nadie mire hacia otro lado. Si verdaderamente se buscara el bien, se buscaría para todos. Pero es mucho más fácil, muchísimo más fácil, ampararnos en la diferencia que me certifica como adalid frente a los enemigos de las mentiras, medias verdades; no hay nada que valga la pena que no exija una evolución: Ponerse frente al espejo y reconocer aciertos y embustes. En cuanto uno hace propaganda contra otro para validar su ideario, está yendo en contra de la naturaleza humana. En mi condición de creyente, eso es un pecado contra el Espíritu. Y como jauría nos comportamos. Mientras haya carne pútrida de otros, nos la comeremos. ¿Qué ocurrirá cuando sólo queden los puros?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.