TEORÍA

vector atom

La teoría, por definición, es el conocimiento especulativo considerado con independencia de toda aplicación. En plata: Hacer un planteamiento en estado puro, objetivo, aséptico. Dicho de esta manera, parece ser un punto de referencia que se ha de tener en cuenta a la hora de reconsiderar acontecimientos, situaciones o personas que necesiten brújula en la marejada. Porque, lo malo de ser imperfectos, tendentes a la perfección, es que todo arquetipo se ensucia con el uso: Se desdibuja, desfigura… Por eso es importante tener en cuenta la teoría a la que hay que ceñirse, para no perder el norte y bailar con el más feo de todos los escenarios. Hechas las presentaciones me parece que en los tiempos que corren sería muy sano apelar a la buena teoría que dice regir nuestro fuero interno. Cuando hablamos de Democracia, sea el pueblo, todo el pueblo, el que se manifieste; si hablamos de proyectos, sea aquel pleno de contenido el que sea puesto en la palestra, pues nuestras subjetividades suelen hacer del todo, partes y, de la parte, un todo. Como si de una carnicería se tratara, despiezamos la verdad y, el cansancio, hastío, hace que reduzcamos las expectativas de lo que hubo ser feliz para terminar levemente satisfechitos. Pum. ¿Qué más puedo decir? En la teoría cabemos todos, como multiplicidad de vivientes en un cuerpo de suyo evolutivo. ¿Seremos todavía capaces de excluir cualquier idea que no sea la propia por el bien de los nuestros o, quizá y sólo quizá, es el momento de hacer silencio y escuchar fluir la sangre en las arterias de todos los vivos?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.