PASTORES

Persona que guarda, guía y apacienta el ganado. Dicho así parece no ser aplicable a las personas que son responsables de otras. Pero, a la gente que vitalizan la parroquia, se las denomina ovejas, grey…

Me entretendré en las funciones que tienen quienes ejercen responsabilidades para con sus congéneres: Guardar y guiar. Guardar, protegerlos de los males que puedan afectarlos, favoreciendo las situaciones que aporten dignidad a sus vidas. Guiar, hacia las situaciones que entablen diálogos, entornos de paz, posibilidades de encuentro.

Pero, lo que estoy viendo últimamente, es que la gente que arenga, que guía y que guarda, lo hacen desde posiciones sectarias. Y creo que la verdad ha de presidir toda actuación que protagonicen quienes detentan la confianza de los que conforman su rebaño. Si no hay verdad, hay mentiras: Perogrullada de libro que se obvia por creer que la inteligencia y no las gónadas son las que están dirigiendo las acciones, las liturgias, los actos públicos, plenos de hormonas, vacuos de inteligencia.

Que cada uno lo pille por donde le dé la gana: Ya sean los pastores de mi casa la Iglesia, ya sean los políticos que juegan a ser Dios con el pan de sus electores, creo necesario hacer notar que, como tantas veces escuché, “Donde no hay beneficio, cerca está el perjuicio”. Y no te quepa la menor duda, querido lector: Quienes malversan su compromiso para con sus hermanos, no les importa nada si mañana no tienen futuro. La élite que promueve mentiras, tiene plan de pensiones.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *