UNA TONTÁ (*)

Y aquí estamos. Tras veintiséis días de octubre de 2017, llegamos al penúltimo acto. Se escuchan cosas tales como “nos empujáis a la república” o “Es un acto de supervivencia”.

Yo soy andaluz. Para la gente que dice cosas como esas, o soy un señorito andaluz de sombrero cordobés, latifundista y chulillo, o soy un botarate apalancado en la barra de alguno de los miles de bares que hay en Andalucía, viviendo a costa del PER. Y me tengo que joder porque son prejuicios que han sido sembrados a capón. Yo debo pensar, por lo tanto, que los que dicen cosas como esas son personas maltratadas por un país opresor regido por Francisco Franco desde la tumba del Valle de los Caídos mientras Primo de Rivera le da palmas.

Pero hoy, en la ciudad de Al Qariatain, en la provincia de Homs (centro de Siria), país conocido por sus lugares de ocio y paz sin parangón, cuna y exportadora de felicidad, han muerto 116 personas en un atentado. Una tontá si lo comparamos con lo que sufren los catalanes.

Pero, ¡¡Espera!! En Veintiséis días, han muerto 221000 niños por desnutrición severa. Pero, la noticia que sale es que, en Francia, está en peligro la producción de Cruasanes de mantequilla por falta de materia prima debido a la sequía. Y que en Cataluña están oprimidos…

¡No me jodáis! Los pijos creen que una mancha en el traje es una tragedia. Quienes no hemos sufrido nunca, no sabemos qué es lo que significa el sufrimiento. Montando paranoias y llenando de razones el vacío de nuestra cabeza, hemos perdido el rumbo.

Es por ello que creo que llevamos demasiado tiempo hablando de una tontá.

Más Evangelio y menos tonterías.

(*) Yo habría puesto Gilipollez, pero bueno…

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Pili dice:

    Sin palabras…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *