SE BUSCA (WANTED)

Es tal el grado de estupidez al que se está llegando que he decidido hacer un llamamiento, una búsqueda exhaustiva de personas adecuadas al tiempo que vivimos. Dicho lo cual, empiezo:

Se busca imbécil sin valores, sin moral, corrupto a tiempo completo para manosear a mujeres indefensas, violarlas si fuera posible con la connivencia de los que le rodean. Y para ser presidente de superpotencia con sólidos valores morales y más sólidas ausencias de memoria.

Se buscan distorsionadores de la historia para inventar un universo paralelo y hacer de su tierra natal, tierra quemada; de ese modo, se sentirán suficientemente justificados para hacer de la posverdad, dogma de conocimiento. Y de la violencia y la división, liturgia instituida. Serán ordenados sacerdotes los huidos a Bélgica; y los mentirosos compulsivos, ahora en prisión por sedición y no por sus ideas, con gran ruido: Todos bautizados por las lágrimas de plañideras y grupos antisistema.

Se buscan creyentes que se inhiban sin prejuicio alguno. Gentes de misa y comunión que hagan de su credo un autismo cíclico entre estados de conciencia insoportables. Se les premiará con la mayor de las virtudes: Alzheimer del corazón e infarto del conocimiento. Grandes letras adornarán sus tumbas bien encaladas.

Pero también se buscan niños que sigan creyendo en princesas y héroes. Aquellos que deseen vivir buscando, en verdad, lo bueno para todos los que hoyan la tierra con pies descalzos, sintiéndola toda como propia. Niños que animen (tengan alma) adultos honrados, respetuosos, educados.

Creyentes que hagan de la buena noticia del Evangelio, su norte y guía.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *