MINÚSCULAS

Son las dos caras de la moneda. Tienen el mismo valor. Las letras mayúsculas y minúsculas tienen el mismo significado, por decirlo de algún modo, con una ligera variación en el significante. Tanto una como otra pueden ser utilizadas siendo plenamente útiles, pero, si las colocas inadecuadamente, canta…

Si la frase empieza con una minúscula, el corrector salta al cuello de la indefensa letra y la muta en su homónima y elegante hermana. Nombres, lugares… Una larga lista de errores que se cometen sin acritud, sin mala fe: Pero que dan la nota; denotan algo.

Las vidas de todos los hombres son como las letras. Consonantes o vocales, letras todas son. Forman parte del poético cuerpo del romance, la copla de pie quebrado o el arte mayor del verso alejandrino; de la elegía, el ensayo nihilista o las babas románticas detestadas por los realistas. Tan diferentes y nacidas todas del sustrato, humilde suelo, del abecedario.

No hay letras prescindibles, pues crean el universo tangible, sonoro y colorido gracias a su maravillosa y comprensible combinación. Y bajo todos los significados expresados en tantas diferentes lenguas, el abc alumbra el comienzo, saludando a xyz: Alfas y Omegas del todo comprensible o sugerible.

Ocurre como en la Humanidad. Somos mayúsculos o minúsculos dependiendo de la actitud. Todos formando parte de la biblioteca que, sabia, ilumina la historia de los que pensaron que sus diminutas vidas eran, o no, prescindibles. Los grandes hitos escritos a golpe de victoria y sangre, de fraternidad y sacrificio, fueron un cambio de fuente, una tabulación nueva: Transformados por el maquillaje a negrita o cursiva, pero hicieron del blanco futuro base de historia forjada con letras, tantas iguales letras: Y originales.

Tan iguales. Tan diferentes. Letras creando palabras, frases, párrafos de vida: Nada nuevo bajo el sol. Pero aventurando la esperanza que ya está naciendo.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Judith dice:

    No puedo imaginarme al genio que te dicta esas ” genialidades “. Simplemente, genialidades.
    Un abrazo con mucha admiración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *