NO ME QUITES LAS DUDAS

Renueva mi alegría.
Viviendo tu paz nueva,
cada día.
Rompe mis fronteras.
Haz mis sandalias ligeras,
sin equipaje.

No me quites las dudas.
Pues sólo confiando
llego donde Tú estás.

Dame, Jesús, la vida,
pues no hay otro tesoro sino Tú.
Haz de carne el corazón que quiero
vivir por siempre aferrado a tu llamada.

Mis ojos fijos en ti, quiero tener.
De tu Palabra, quiero beber.

No me quites las dudas.
Pues sólo confiando
llego donde Tú estás.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.