A PALABRAS SORDAS, OÍDOS NECIOS.

Es forzar una mijita el reflán. Lo sé. Pero en los tiempos que corren, me ha parecido gracioso.

Y me lo parece porque hay mucho hijo de Dios dando pábulo a conceptos que son vacuos. Siendo presos de la manipulación por ignorancia, en la que no mostraremos nuestro desconocimiento sobre lo que se está hablando y haremos como si fuéramos doctorados por Harvard en tal disciplina, tragamos carros y carretas sin pestañear.

Y lo que debería ser olvidado en el mismo instante de la concepción se transforma en Trending Topic. No pasa nada. Pero toda patada a la cordura, va dejando su huella.

Pidiendo de antemano perdón por lo que voy a afirmar, la realidad se transforma en la feria de los necios: Aquellos que son ignorantes y que no saben lo que podían o debían saber. A los ignorantes los exoneramos. Pero a los que podían y debían saber he de decir que se nos reclamará no haber hecho de nuestro mundo el mejor posible cuando pudimos y no quisimos: Cuando debimos e ignoramos nuestro deber.

Así, se pronunciarán palabras que no significan, signos sin contenido, y reaccionaremos como si aún tuvieran valor; Prestaremos oídos ignorantes a todas ellas. Y sonreiremos complacidos de nuestra estupidez.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *