LUMBRERA

¡Una joya! ¡Este tío no tiene desperdicio! Doy muchas gracias a Dios por darnos la oportunidad de conocer a Donald Trump en profundidad. Lo de profundidad es coña porque es tan profundo como un folio. Paso a relatar:

Donald ordenó que se separaran hijos y padres en la frontera en un intento de hacer todo el daño posible a quienes quieren hoyar la tierra de promisión que los desprecia. A ellos, que los desprecien les duele; pero mucho más doloroso es que no puedas vivir en tu país por el altísimo riesgo de pobreza extrema o muerte súbita.

Ante el alboroto que esos indeseables de las ONG que se ocupan de los indocumentados han generado, publicando audios donde los niños separados, lloran desconsolados, ha reculado y ordenado que se reunifiquen. Para dar soporte estético al asunto, ha convocado un encuentro con familiares de personas asesinadas por indocumentados. Lo dicho: Una joyita.

Y yo me pregunto: ¿Los asesores de Trump son tan descerebrados como su jefe? La sola interpolación de hechos luctuosos haría que gran cantidad de descendientes de inmigrantes que poblaron las llanuras de tan gran país, ciudadanos de pleno derecho, fueran expulsados por su facilidad para disparar contra otros ciudadanos de tan libre nación.

Y en esas andamos. Seres humanos de primera y de segunda. Estupidez garantizada a golpe de tuít y dobles raseros que desprecian el más mínimo sentido común.

Lumbrera. Un lumbrera.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *