JE BIN TÚ

Tengo hambre. I’m hungry. J’ai faim. Ich habe Hunger. 我很餓.

Tengo sed. I’m thirsty. J’ai soif. Ich bin der. 我是先生

Tengo miedo. I’ scared. J’ai peur. Ich habe Angst. 我很害怕.

Soy huérfano. I am orphaned. Je suis orphelin. Ich bin eine Waise.                我是一個孤兒.

Estoy solo. I am alone. Je suis seul. Ich bin alleine. 我一個人.

Es curioso. Por más que he buscado que suene bien, no lo he encontrado. Todas las afirmaciones hechas en varios idiomas suenan igual de huecas pues son sólo palabras: Hasta que resuenan en nuestro interior. Hasta que pierdes tu hogar, tu familia, sientes miedo, hambre, sed…

No. No hay una manera políticamente correcta de encarnar esas realidades en palabras para que nos sintamos mejor. No hay manera de encarnar sin que sea tocable cada realidad, cada ser que pronuncia con sus ojos esas frases, sin articular palabra.

Hoy escuché en los telediarios que quieren proponer un Plan Marshall para Africa. Es como si el ladrón devolviera a quien ha robado lo que sustrajo para mantener su nivel de vida. Yo me conformo con que los migrantes a los que despreciamos, explícita y tácitamente, puedan vivir con dignidad en su país sin que se vean obligados a abandonarlo por nuestra demagogia y deshonestidad. Por nuestras corruptelas y migajas a sus dictadores, necesarios compinches, complices y coautores de la pobreza de sus pueblos.

La palabra que encarna la dignidad pasa por amar al prójimo como a ti mismo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *