SIN AZÚCARES AÑADIDOS

En las tardes de verano, cuando las tórtolas emiten su característico sonido; al amor del ventilador que ya quisieran tener las chicharras, achicharradas por el estío; fusilado por los tropecientos mil anuncios entre bloques de las novelas, he recibido una revelación: Se me ha quebrado el equilibrio cósmico; el nano universo que conforma y consolida cada célula de mi cuerpo se ha visto convulsionado, humillado, vilipendiado y poenihunecado, por decir otra palabra que termine en -ado aunque no exista, tras conocer que una galleta, una galleta, se va a vender, vender señoras y señores, sin azúcares añadidos. Sin azúcares añadidos: ¡¡¡Dios mío!!! ¿Dónde estás? ¿Cómo permites que pongan tal atrocidad a la venta?

De pronto, he sentido la necesidad de crear una asociación para la defensa de la galleta en su estado natural, sin más. Ante este ataque sin precedentes a las galletas, en su corazón (con forma de círculo, rectángulo, con puntilla o sin puntilla alrededor, con relleno, de colores, con formas de animalitos o de extintos saurios) tengo el sagrado deber de hacer consciente a toda la humanidad, de tal dislate.

Los árboles en los que crecen las galletas, están de luto ante la noticia. Los envases de plástico que acogen a las galletas dependiendo de su forma y sabor, tras ser envueltos en transparente vinilo, rasgan su vinilo ante tal atropello. Las cajas de cartón se han desfondado por el llanto derramado ante tal sacrilegio.

Si hay Dios, si de verdad existes, haz que llueva fuego sobre quienes se atreven a dañar a tan entrañables seres privándoles del azúcar que la madre naturaleza pone en su estructura para alegría de desayunos, felices meriendas y picoteos varios, entre horas o al viajar;

Esta sociedad de consumo nos está robando lo más nuestro. Lucha por lo que es verdaderamente importante y no pierdas tiempo: Ponte en camino: BUSCA LA VERDAD.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.