UÑAS LARGAS

Recuerdo a un profesor hablando de los siervos en la Edad Media. Tenían que rendir vasallaje a un señor feudal que disponía de sus vidas y trabajos por la nada despreciable prebenda de estar protegido. Y todo ello con un juramento “de mano y de boca”. Lo hacían, el señor no, los que se partían el lomo en las tierras del que nació en alta cuna.

Y me llamaba mucho la atención que se referían a los vasallos como los que “trabajan por sus manos” oponiéndose así a quienes se dedicaban a otros menesteres, empeños menos onerosos que trabajar de sol a sol

Por sus manos. Ahí quería llegar. Conozco a mucha gente que, por trabajar con ellas, no tienen anillos ni reloj ni nada: Porque les molesta y es incluso peligroso. Hay quien ha perdido un dedo al engancharse el anillo en un carro de heno. Detalles…

Y, ¿Porqué hablo de esto? Porque me preocupa que las generaciones que están siendo alimentadas por Youtube y similares, estén dando viandas corruptas. Me explico: Las imágenes que se les transmite a nuestros herederos muestran señores con grandes coches, cadenorros de oro en el cuello y un uso del lenguaje propio de quien no domina más allá de trescientas palabras (Qué optimista) Las mujeres van por la calle en shorts mostrando el 78% de su piel para regocijo del que porta los chombos de oro y de todo el género masculino. Y largas. Uñas larguísimas que necesitan una jornada de 25 horas para mantenerlas. Cuando las veo, me dan miedo.

Y no es por mí, lo juro: Al miedo que me da pensar que, en un descuido se pueden sacar un ojo con semejantes estiletes, se unen dudas: ¿Cómo se limpian tras la obra? Yo he intentado hacer un ejercicio de imaginación y, en todos los casos que he vislumbrado, me hacía una colonoscopia involuntaria o un acceso auxiliar al intestino grueso.

¿Se puede cocinar con uñas de esa longitud? ¿Y coger un bolígrafo, escribir en un ordenador, sacarse un moco sin perforar el tabique nasal?

En fin. Quienes viven otras vidas que no necesitan usar sus manos deben ser de una habilidad que no soy capaz de atisbar. Tengo unas ganas de conocer a algún espécimen para que me aclare el asunto…

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. No te respondo a lo que pides, pero sí se me ocurre que al menos es una alta posibilidad de hacer pensar a quien lo lea, que cada día veo más urgente. y necesario. Me lo quedo para adjudicármelo en mi vida diaria.
    Estoy siempre contigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.