SOLO PRESOS

Las técnicas en comunicación no son inocuas: Para nada. La búsqueda de un objetivo, la creación de un pensamiento, la coacción a través de la repetición infinita tiene consecuencias. Y el orden de las palabras, también;

En el inicio de la presente legislatura, hemos escuchado diferentes formas de acatar la constitución. Muchos porque aún creen que es posible convivir en libertad y en el respeto a la diferencia en un contexto jurídico admitido por casi todos. Y están los que, los que faltan hasta completar el todo, que juran porque es un medio para conseguir un fin fuera de ese ordenamiento jurídico.

Y no le daré muchas más vueltas. Cuando alguien comete un delito, sea cual fuere, y es llevado a la prisión que tengan a bien enviarlo, se le denomina genéricamente, preso. O reo. O cosas por el estilo. Pero eso nos hace iguales al resto de los que faltaron al deber de respetar los derechos o los bienes o lo que hicieran tiempo ha… Y, es por eso, que nos encontramos con una cuestión formal que no es baladí: Preso político o político preso. Un preso político es aquel que, bajo el imperio de la falta de libertades, es privado de la suya por su ideología, que suele ser contraria a la de quien lo encarcela. Un político preso es aquel que falta al deber de ser respetuoso con las leyes que gobiernan a todo hijo de vecino desde su servicio público en política. Repetir eso crea un estado de opinión, una presión de baja intensidad que pretende distanciar los delitos que ellos han cometido, del resto de los delitos. ¿Hay fontaneros presos o presos fontaneros? ¿Presos abogados o abogados presos? Siga usted las lista…

Delitos son. Y, al fin, son sólo eso: Sólo presos. Gente que ha de dar cuenta de sus actos. En el presente caso, actos en contra del erario público buscando una idea, para ellos, lícita; pero fuera de la legalidad. Alabo su determinación en la defensa de sus ideas. Espero que sean tan determinados para asumir las consecuencias de sus actos. Eso es justamente lo que hacemos el resto de los curritos que pagamos los sueldos de los servidores públicos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.