ROBAR

“Quitar o tomar para sí con violencia o con fuerza lo ajeno. Tomar para sí lo ajeno, o hurtar de cualquier modo que sea.”

Lo mire por donde lo mire, no tiene nada positivo. “Quitar, violencia, con fuerza, de cualquier modo…” Al parecer, todo vale con este verbo. Y me resulta un poco preocupante.

Me explico: En las noticias, recurrentemente, aparecen señoras, señores y demás fauna, en diversos espacios públicos enajenando los bienes privados para sí, con el consiguiente menoscabo para el sujeto robado.

Y pueda parecer que no hay solución, que es un mal que nos aqueja, que hay gente que no sabe hacer otra cosa, que no hay trabajo, quenoséquécuántascosasmás…

Pero creo que sería importante ver qué cosas se dan por sentadas. La gente a la que se roba, tienen lo que tienen, gracias al trabajo que desarrollan, los estudios que cursan, los recursos que obtienen… No son gente a la que se le regalan los objetos que los amigos de lo ajeno sustraen, no sin esfuerzo de preparación, pericia y dedicación: La misma que podrían aplicar para buscarse un método de sustento menos lesivo. Porque, ¿le gustará a un ladrón que le roben? Paréceme a mí que no. Pero es un modo de vida que no necesita mucho trabajo. Sólo es esperar a que un incauto se ponga a tiro.

Pero ahí los tenemos: En las noticias. Jodiéndoles a los guiris y a los aborígenes el día o las vacaciones, vaya usted a saber…

Vuelvo a preguntar: ¿Les gustará a los ladrones que les roben el fruto de sus robos?

Pues, si es desagradable para ellos, aunque tenga cien años de perdón, creo que es algo que deberían reconsiderar.

Ya sea en la calle, el metro o los autobuses: Ya roben en las instituciones y sociedades limitadas; ya sean folios o clips, robar nunca hace crecer el espíritu de los hombres, pues te hace dueño de lo que nunca fue tuyo: Y te impide valorar el esfuerzo que hay que hacer para conseguir aquello que deseas. Quizá, y sólo quizá, quien roba quiere vivir a costa de quienes trabajan, porque es más fácil tomar atajos que hacer tu propio camino.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.