EDUCACIÓN (otra vez)

Hoy, como siempre, se vuelve a hablar de la asignatura de Religión. De cómo se va a devaluar todo lo que se pueda para que sea testimonial. Más bien: Residual. Llama poderosamente la atención cómo se pone el foco en algo que, a priori, es inocuo. Pero que es necesario borrar. Vayamos por partes:

         Quien no tiene referencias religiosas o no es educado en valores y pongo ambas cosas al mismo nivel, es mucho más sencillo de manipular. Y, como la educación ya es un pozo de mediocridad en cuanto a contenidos, en la que las humanidades son menospreciadas valuando notablemente los conocimientos que no expanden el espíritu humano, constatamos que es presa de leyes hechas por políticos y no por profesores.

         Si a eso añadimos que la cultura que se nos comunica a través de los medios de comunicación social es coyuntural y a la moda, nos encontramos con que los valores lo son en tanto valen dinero. Y, lo que vale, no se puede comprar. El valor que se compra con dinero, se ha prostituido.

En este estado de cosas, nos encontramos con padres que lo son a partir de la treintena; los críos son amamantados por la culpa y nutridos con cosas que quitan el hambre, pero que no alimentan. Progenitores, vacíos de valores que vayan más allá del fin de semana, se mueren ante el pozo sin fondo de unos hijos que demandan cariño y afectos: No sólo lo que se compra y pasa de moda. Desconcertados, se desquician; se separan y vuelven a intentarlo, lo mismo, pero con otra pareja, para estrellarse al mismo nivel…

¿Qué mal puede hacer la Religión, los valores que libremente son elegidos? Yo creo que el mal que hace es ser libre ante las ataduras de un estado, de una sociedad que dicta sus normas desde el tener: Nunca desde el Ser.

Si no se educa desde los valores en todas y cada una de las materias, con devoción y pasión, se construye en falso: La gente se dedica a creer en falsos dioses, falsas interpretaciones que harán integristas descerebrados: Nunca creyentes misericordiosos, iguales, fraternos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.