CUARENTENA

“Aislamiento preventivo a que se somete durante un período de tiempo, por razones sanitarias, a personas o animales”.

¡Mira tú lo familiar que se ha vuelto la palabreja! Digo lo de familiar porque la padecemos en familia y porque hasta los niños pequeños saben que es algo que no gusta.

Pues eso: Nos hace caer en la cuenta de todo aquello que, normalmente, como si la normalidad existiera, solemos hacer automáticamente; como el latido del corazón, damos por supuesto su funcionamiento y, todas las actividades que la rutina invisibilizó, toman un sobresaliente protagonismo.

Curiosamente ha traído un efecto secundario no suficientemente evaluado aún: La solidaridad. Aplausos a determinadas horas, mascarillas y guantes en los supermercados, lágrimas de emoción al comprar un paquete de papel higiénico, doble capa… Y la sensación de que no estoy solo.

Ahí es a donde quiero llegar: Nosotros no nos sentimos solos porque hay un vínculo común en la cuarentena que padecemos. Pero hay enfermedades que ponen en cuarentena a mucha gente y que, como efecto secundario, tienen a esa “amante inoportuna” que se llama soledad.

Y llegué: La soledad es la cuarentena no deseada de cuatro millones de personas en nuestro país. Sin solidaridad, muchos desesperan comiendo, durmiendo, muriendo en vida la soledad nunca deseada: La que pinta los espejos de negro, pues ya no devuelven el reflejo de quien un día fue retratado con besos, abrazos y tequieros…

La mancha de una mora con una verde se quita, dice el saber popular. A las soledades antiguas, ancianas, prestémosle atención: Son aburridas: Pero hablan de un futuro no muy lejano, con el contrato a tu nombre firmado.

Sembremos un futuro, no solidario, sino fraterno. Abonemos nuestra vida con gestos llenos de ternura. Quizá florezcan antiguas canciones de fiesta: O, recién salidos del horno, gestos de amor.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.