LACROSSE

Fiú, tío: Pones los informativos y no hay fútbol. En realidad, hay gente hablando de él, pero no hay fútbol. Se acabó la tiranía del deporte rey. Ahora, les toca a los herederos.

¡Qué tontería! Eso sería imposible, por que la vida es fútbol. Y sólo fútbol. Pero el coronavirus no juega al fútbol. Lo fastidia todo. Ya no puedes ir al bar a cocerte a cervezas mientras luchas los partidos desde la barra. Ni tampoco ir al campo, que te contagias por obra de cualquiera, ¡qué vulgaridad!

Y ahí tienes al coronavirus jodiendo al rey. ¿Justicia poética?

Gracias a esta soberbia y distópica realidad, escuchamos el tronar de otros deportes, siempre ninguneados, pidiendo paso.

Como aún hay algo de nieve, en algún sitio la habrá, hay eliminatorias de Bobsleigh, que es un deporte para valientes; o de Curling, oda a la limpieza sin par, de insospechadas emociones. ¡Qué decir de la Petanca! Humanizador de la tercera edad y entrenador de la agudeza visual.

Como otros monologuistas dirían, está el lanzamiento de bombona de butano Indoor, y sus variantes de juguetería rígida y osos de peluche de medio, uno y tres kilos; y el siempre celebrado montaje de rompecabezas de mil piezas a seis manos en menos de un día…

¡La de cosas que pasan cuando algo no lo ahoga todo!

Es evidente mi falta de entusiasmo por el Balompié. Pero no deja de ser curioso que en un estadio la gente mira al campo, pero no distingue a los que comparten su pasión por el mismo deporte que están dos gradas más atrás: Ni siquiera a los que tiene enfrente.

Todo mi respeto por aquellos que pateando balones dignifican su existencia. Quizá, y sólo quizá, se den cuenta, los que los adoran y los adorados, que hay mucho cuerpo por encima de los tobillos para desarrollar.

No olvidemos que son dioses fungibles y que, su gloria, sólo vive en la memoria de los que, desde la barra, despotrican de los árbitros.

Larga vida al rey.

P.D. El Lacrosse es un deporte de riesgo: Es un juego rápido entre dos equipos de diez jugadores. Cada uno usa un palo con una red en la parte superior para pasar y recibir una pelota de goma. Su objetivo es meter goles en la portería del equipo contrario. (larga es la sombra…)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.