UN BESO DE ADIOS

Empezaron en China. Y, como eran muchos, no nos importaban. Veíamos las morgues y sólo eran imágenes. Luego, Corea del Sur, Irán, Italia… Y llegó a nuestra puerta.

Los políticos hicieron números para que su frágil reputación no se resquebrajara. Evaluaron los costes electorales, dejaron en manos de los cuerpos de seguridad del estado la ejecución de sus devaneos, a los médicos decidir quién vive y quien muere por la falta de medios que, incomprensiblemente, justifican… El ejército de sanitarios, a los que presuponen valor e inmunidad, se dejan la piel mientras los jefes reducen costes, descansan tras largos turnos improvisando. Pero…

Los muertos han dejado de ser estadísticas para tener nombres propios. Los ataúdes están llenos de historias que han enmudecido de pronto. Las madres lloran a sus madres. El silencio se apoderó de su voz. Y la luz, negra escarcha.

Hoy entierran a la madre, la suegra, el tío o el hermano de alguien: Que no pudo estar dando consuelo, a su lado, a su sangre. Sus manos no pudieron calentar las de quien necesitaba el calor de la compañía. El frío fue mayor pues la soledad hizo descender la temperatura. A la muerte, le fue fácil habitar la debilidad de quien musitaba nombres, respiraba lejanos amores…

En una urna, las cenizas son los restos del amor. Y nos aferramos a una foto, un vídeo, un postre cantando mientras bromeaba…

Ayes y lamentos tiñen la mañana. Ojos enrojecidos por el cansancio y la impotencia de no llegar, ojeras de quienes, agotados, luchan por desconocidos que podrían ser su hermano, su tía, su madre…

Una oración. Una canción que sea bálsamo en un dolor que nos era extraño hasta hace unos días y nos habla de la falsa seguridad que nos comunican quienes sólo viven para sí. Un poema sobre las heridas. Un beso de adiós.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Antonio María Hdez dice:

    ” las cenizas son los restos del amor” que ha quedado. Me hace recordar una canción de un grupo, Harijans, “quedará el amor que hubo en tí”
    Gracias Chito. Hay que amar mucho que luego es lo que queda. Mi oración por los que han fallecido. Besos!!!

  2. vicente dice:

    ¿Cuanta sinceridad, cuánta claridad al proclamad lo que ves o intuyes, me causa iedo sentirme dentro de lo que dices y no acierto a comprender,dedonde te sale lo que dices..No dejes la agenda ni llamar a quien se te ocurra. Seguro que recibirá una noticia inesperada…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.