MAGIA

Como no es suficiente con tener a Dios, que es todo amor y que nos ha dado a través de su palabra una buena teoría para vivir, nos inventamos resortes, artimañas, sortilegios y demás pamplinas para asegurarnos que Dios nos acompaña en todo momento: Que estamos bendecidos con su presencia cuando lo necesitamos.

Esto es: A través de la liturgia que toque, atontaremos a la parroquia con mucho humo y mucha luz; No hablo de la reglada en las parroquias. Son todas las paraliturgias que se montan alrededor de la religión. Son todos los ejercicios deportivos y masoquistas que se ejecutan frente al respetable para conseguir el perdón. No creo que sea eficaz porque ya nos advirtió sobre éstas prácticas. Lo de ir tocando la trompeta cuando haces algunas cosillas no consiguen que Dios te haga más caso. Quizá la gente vea lo dolido que estás, pero, con eso, ya tienes la paga.

Y no digamos, no hablemos de la virgen. Como la eternidad es muy cansada y aburrida, pues se aparece según y cómo para hablar al que pille. Le cuenta cualquier tontería en olor de santidad y gran despliegue de efectos y flores. Y puede hacerlo, que para eso es la madre de Dios y dispone de mucho material; Como no hay otro sitio cerca, repite la puesta en escena y luego, desaparece. Toda la gente mariana se hinca de rodillas allí donde apareció la modelo sueca de turno y monta un pifostio con venta de flores, botes de agua y mucho rosario: Los que se ven en la oscuridad y, también, los ecológicos.

Menos mal que Dios es Dios y María, su madre. Si nos hacen falta números de circo para creer, estamos más tontos de lo necesario.

…Como si la virgen no tuviera otra cosa que hacer que pedir que se le edifiquen templos o que recemos oraciones hasta gastarle el nombre.

¡Qué manía tenemos con intentar domesticar a una mujer que, desde su humildad, fue capaz de decir si!

Ya está bien de tonterías.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.