ADOLESCENTES

Hoy he vuelto a recibir el típico correo masivo en el que se me informa de la insolidaridad de alguna comunidad autónoma hacia el resto de los desgraciados que encontramos sentido a nuestra vida gracias a la existencia de la primera. En el documento se esgrime cualquier argumento por el que el firmante piensa que es mejor que el resto del país. Lamentable es que alguien pueda creer que voceando su identidad, va a ser mucho más él. En un patético intento de afirmar su propio yo, algunos, se empeñan en decir, en gritar que su detergente lava más blanco. Para darle más fuerza, insulta a lo que tiene alrededor, se sube a la peana de la diferencia y se cree mejor que los demás.

Es un talante muy impropio de un adulto.Yo pienso que es más propio de un adolescente en búsqueda de su raíz, de su propia raíz.

No creo que sea una buena actitud aquella que insulta y patea todo lo que uno interpreta como ajeno a sí mismo. Pero, ¿quién soy yo para decir algo contrastado a través de la historia infinidad de veces? En un atávico intento por afirmarnos  aplastamos todo lo que no es de nuestro palo. En un maravilloso gesto de xenofobia primigenia, asesinamos y denostamos todas las ideas, actitudes y personas, si llega el caso, que nos molestan porque nos impiden crecer. Este pensamiento es el germen de la guerra civil, que no es otra cosa que la lucha entre hermanos.

En nombre de la sangre derramada sin sentido por todos los salvadores de las patrias particulares que enterraron sus hijos al igual que los enemigos enterraron a los suyos…

Pido que aprendamos de la historia.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.