DESLOCALIZADOS

Ya sé que tendría que hablar de temas de actualidad y formular una opinión conflictiva para, de ese modo, conseguir un montón de seguidores en tuiter y feisbuc. Pero no. Voy a hablar de los informativos de la televisión. Y más concretamente, de la sección de deportes. Después de años y años comprobando que siempre van después de la información del tiempo y antes de los ecos de sociedad (antiguo) tengo algo que opinar sobre lo que hablan.

Informan sobre deportes. Pero es mentira: Sólo hablan de fútbol. Estadísticamente, el resto de los deportes son testimoniales; solo mencionados como teloneros del deporte rey. ¡Qué monárquico!

Asistimos a los vaivenes del culebrón que se repite cada fin de semana con mecánica ilusión. Cambian los colores. Pero el guión es siempre el mismo. Unos ganan y otros pierden. Los que ganan son gracias a su buen juego o a la ayuda de los hombres de negro… La cuestión es que, a estos señores, los de pantalón corto,  de corbata en los banquillos y presidentes de turno, se les da mucho más tiempo para vocear sus opiniones sobre el fútbol, su filosofía, metafísica y dimensión trascendente, que a temas mucho menos importantes. (Hipotecas, desahucios, preferentes, paro, corruptos y todos esos temas que hacen tan poca patria).

Será por eso que se le da mucha importancia a lo que estos deportistas puedan dar en rueda de prensa. Como la vida que vivimos tiene poco o nulo valor, se lo daremos a gente que parece que hacen algo que vale la pena. Y, objetivamente, sólo dan patadas a un balón con cierto estilo ganando indecentes cantidades de dinero. No creo que aporten valor o calidad a la vida de miles de aficionados que tienen deslocalizados sus corazones.

A riesgo de formular una opinión impopular, creo que a lo largo de la historia se ha puesto demasiado énfasis en héroes del deporte que puedan hacernos sentir una emoción colectiva. De ahí la expresión “hemos ganado” cuando nuestro equipo o conductor de motos/coches gana un partido o carrera.

Yo no creo que ganemos nada cuando ellos ganan. Creo más bien que volvemos a ceder, en cómodas cuotas semanales, la ilusión con la que tendríamos que vivir nuestra propia vida, mirando adentro; pero es tan duro reconocer la realidad que vivo. Es mucho más sencillo mirar afuera y esperar la victoria que me aporte el efímero placer de reírme del hincha del equipo contrario…

Jaleado todo esto por el espíritu olímpico de Madrid 2020, MÁS CIRCO Y MÁS PAN sigue siendo el slogan más cacareado en voz baja por todos los que quieren que los pueblos sigan siendo sumisos, lobotomizados, tristes. Deslocalizados.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. vicente dice:

    Necesitamos crear una nueva perspectiva y actitud ante los múltiples acontecimientos. Creo que llegar a producir nuevos comentarios y maneras de alcanzarlos va a costar mucho. Se necesita advertir que con ello, lo que se intenta es mirar, ver y hacer, más objetivos, menos jueces, más con el corazón, en condiciones de construir un nuevo baremos de sueños y triunfos personales, para los que no estamos formados ni preparados.
    Siento que se necesitan dosis de paciencia, de comprensión y de perseverancia, todas ellas metidas dentro de un cofre de buena voluntad, dando la vida en espera de que la propia Vida nos cambie nuestra manera de sentir y vivir. Eso es lo que yo creo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.