18 DE JULIO

Como es costumbre, cada año se repiten los días del calendario. Hace un año, justamente, era 18 de Julio; Astuto, me podrás decir, querido lector. Pero, como los hombres somos previsibles, cíclicos y básicos, me agarro al patrón de repetición para buscar la seguridad: Para creer que hay algo que permanece inmutable.

Lo curioso del asunto es que me levanto con la noticia de que una nación, llamémosla X, ha invadido a otra nación, llamémosla Y. En nombre de la seguridad propia, la primera apisona convenientemente a la segunda para que no dé más problemas y no ponga en peligro a sus hijos y su imperturbable, merecidísima paz. Todo ello avalado por un escudo antimisiles que es de lo más caro y eficiente. Para ello, mantener la paz en su propio país, matará y arrasará todo lo que entienda que pueda significar una amenaza. Hay peligros que en cualquier país serían tratados de la misma manera: Niños jugando en una playa o en una azotea… Terribles felonías que han de ser extirpadas con mano de hierro y cadenas de tanque.

David contra Goliat. Joder cómo ha cambiado el cuento. El pueblo pequeño coventriza* al más pequeño y pobre vecino porque su sola existencia es una amenaza. Se les ha olvidado, a pesar de tener un museo de la memoria, que no está bien, caca, malo, matar personas por el supuesto de que son terroristas, o porque tienen otra religión: Son más numerosos o son distintos.

El pueblo X llegó a esa tierra tras la segunda Guerra mundial apoyado por las potencias vencedoras. No era una tierra deshabitada. Pero ellos tenían que desagraviar al pueblo diezmado por la locura de un hombre y sus cámaras de gas agraviando a un pueblo más pobre y más indefenso. En vez de buscar la coexistencia, se instalaron en ignorar y obviar al otro pueblo. Mintieron hasta parecer que la mentira era verdad…

Como iba diciendo al principio, todos los años llega el día de hace un año. Recordamos cómo un hermano empuñó el fusil contra otro hermano porque era lo mejor. Y el dios Mejor siempre necesita sangre fratricida para saciar su sed.

Lo inmutable en la raza humana es su necesidad de supremacía sobre otro ser humano. Cuando la barbarie se instala en la mente y se amputa el corazón para que la conciencia no joda demasiado, volvemos a empuñar la quijada de burro y aplastamos el cráneo de Abel.

*Coventrizar: Término acuñado por el ministro de propaganda nazi Goebbels para designar bombardeos masivos. Coventry, en la batalla de Inglaterra, fue casi totalmente destruida.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.