LO HAREMOS MEJOR

No puedo permanecer ajeno a las noticias que hablan de división. Allá donde mires, encontrarás alguien que te hable de lo bueno que será cuando el opresor levante la bota de nuestro país y podamos ser nosotros mismos, con nuestras propias instituciones, honrados y rentables, con vidas dignas y sueldos fantásticos… Ya sea desde el unido reino, en los bajos países o en el noreste peninsular, todos ansían la soñada libertad como panacea de todos los problemas actuales: Será gozo y alegría desbordantes, faros en la negrura de la crisis. Debo incidir en que la crisis no es sólo económica. Los carroñeros que actualmente lideran nuestras instituciones son avales de la falta de verdad y honestidad que blinda sus pétreos corazones y abultadas carteras. Y, para echar unas risas, hablan de regeneración democrática y leyes anticorrupción. Les habré de recordar que es más fácil legislar que educar. Mucho más sencillo prevaricar que ser honrado. Por todo esto y por todo lo que vuesas mercedes guardan en la memoria más reciente, yo creo que la solución a los problemas de la gente no pasa por desmembrar un país en nombre de la propia identidad. Pasa por la voluntad integradora, del reconocimiento de la pluralidad que conforma cada país, cada región, cada ciudad, cada casa, cada familia. De esa manera, los lazos que se establecen se hacen desde el individuo consciente de sí mismo y en relación con los demás. No creo que lo hagan mejor siendo independientes. El poder se sirve a sí mismo. Sus sacristanes, al poder y su delirante falta de percepción de la realidad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.